Advertising

III Jornada de Sostenibilidad del Clúster del Packaging & FoodService

El Clúster del Packaging y el clúster FoodService organizaron ayer la III Jornada de Sostenibilidad-Reduce, Re-use, Recycle en la Fábrica de Estrella Damm de Barcelona. Tras la presentación de Alejandro Utrera, Clúster Manager de Foodservice, Rafa Hernández, de Costa Cruceros, explicó el proyecto 4GoodFood, «que está consiguiendo reducir el 50 % del desperdicio alimentario», un objetivo planteado para 2030 pero que van a conseguir diez años antes, en 2020. Gracias a este proyecto, la comida preparada que no se ha consumido en el crucero, se envasa de forma adecuada y se hace llegar a entidades solidarias en diferentes ciudades en las que paran (en Barcelona, tienen un acuerdo con el Banc dels Aliments). También explicó que ya cuentan con dos cruceros con motor de gas natural licuado, Costa Smeralda y Costa Toscana, un avance a favor de la sostenibilidad.
A continuación, Javier Mir, de Frit Ravich, habló sobre el «crecimiento rentable» y, en concreto, sobre el proyecto de optimización de bobinas FSE, cuyo objetivo «es reducir el consumo de plásticos y la simplificación mediante el ajuste de las bobinas». En una primera fase, se está aplicando a frutos secos y palomitas, para implementarse después en patatas fritas y snaks. «Tiene un doble beneficio: menor impacto medioambiental y reducción de costes». Como resultado, se ha conseguido una disminución de emisión de plástico en 18 Tn/año, alineado hacia una estrategia de sostenibilidad. Además, se obtendrá un ahorro anual de 180.000 euros, con una mejora en coste de bobinas de un 17 % aproximadamente. Se ha logrado, así, una simplificación y estandarización de las bobinas mediante la aplicación de un criterio único.
Después, Marta Álvarez, del grupo Áreas, operadores de restauración, explicó el proyecto Circular Journey para reducir el impacto ambiental, basado en sustituir referencias y generar menos residuos ambientales. Para eliminar el plástico, se fijaron en otros materiales; así, cambiaron las cucharitas de plástico, que se utilizan para remover el café, por palitos. Con el fin de prevenir, pensaron no dejar material al alcance del usuario y entregarlo solo bajo petición y optimizar los elementos en la presentación de la oferta. Para reciclar, buscaron materiales alternativos, más sostenibles, así como educar y sensibilizar al personal y al consumidor en la selección.
Por último, Santi Aliaga, de Zyrcular Foods, habló sobre el reto de ser proveedor integral de proteína desde su origen. Es un hecho que ha disminuido el consumo de carne en los hogares españoles, de 53 a 47 kilos, y que todas las subcategorías de alimentos con proteínas vegetales crecen, así lo está también viendo el retail. «Contamos con una curva de aprendizaje, estandarización del producto, somos buenos en escalabilidad, seguridad alimentaria y trazabilidad, tenemos relación con los canales de distribución y una capacidad instalada», afirmó, pero quizás falta diseño organizativo, modelos abiertos colaborativos, una política comunicativa, un partneship con start ups…
Tras la introducción de Àlex Brossa, Clúster Manager del Clúster del Packaging, intervino Aida Cierco, responsable de sostenibilidad de Food de Klockner Pentaplast: «tenemos una visión holística de la sostenibilidad, centrada en tres áreas: nuestra gente, nuestras operaciones y nuestros productos, diseñador para la economía circular y con materiales sostenibles».
Para Klockner Pentaplast, con sus productos, la prioridad es garantizar la seguridad alimentaria, reducir el desperdicio alimentario, diseñar para una economía circular, reducir las emisiones de dióxido de carbono, aportar eficiencia operacional y crear valor compartido. «Tenemos un compromiso positivo con los plásticos, basado en cuatro pilares: innovar (hacer más con menos), acelerar (maximizar el uso de materiales sostenibles), educar (promover el valor de los residuos plásticos) y activar (impulsar un cambio a gran escala)”.
A continuación, Aida Cierco explicó el marco legislativo: la estrategia de plásticos de la UE y la Directiva SUP, que tiene el fin de prevenir y reducir el impacto que ciertos productos plásticos tienen sobre el medio ambiente, en particular en el medio acuático y la salud humana, así como promover una transición a una economía circular a través de modelos de innovación sostenible, productos y materiales, contribuyendo de manera eficiente al funcionamiento interno de mercado.
En los últimos años, Klockner Pentaplast ha usado 260.000 toneladas de rPET post-consumo. El aumento del uso de materiales plásticos reciclados es una parte clave de su plan de desarrollo junto con la inversión en I+D de nuevos materiales y técnicas de reciclado.

Mesa Redonda
Después de la pausa, tuvo lugar una interesante mesa redonda moderada por Sergi Escuriet de la empresa Lubrizol, en la que participaron: Esther Carreras, de La Fageda; Ignacio Martos, de Duni; Pere Coll, de Enplater; Victòria Ferrer, del Gremi de Recuperació de Catalunya, y Marta Álvarez, de Áreas.
«Sostenibilidad es sinónimo de responsabilidad social, de intentar construir un mundo mejor y es el origen de La Fageda», afirmó Esther Carreras. En el primer trimestre de 2020, lanzarán yogures con envases de cartón de 500 ml y, desde hace dos meses, están vendiendo yogur a granel en un envase biodegradable a varias tiendas de Catalunya. Además, están trabajando en reducir el gramaje de los envases más de un 10 %, lo que supone 60 toneladas anuales de reducción de plástico, y publican desde hace diez años una memoria de sostenibilidad, entre otras muchas más acciones.
Para Ignacio Martos, «sostenibilidad es la elección de la materia prima, la producción en las fábricas y el ciclo del producto». También comentó que prefieren hablar más de compostabilidad porque «la palabra biodegradable se usa hoy en día un poco a la ligera».
Pere Coll explicó que Enplater cuenta con una línea de productos que son todos reciclables «si los proponemos para que lo sean; los convertidores se lo tenemos que poner fácil a los clientes» y especificó que están trabajando en packagings monomateriales para que puedan tener un mejor reciclaje. Además, afirmó que «el plástico es maravilloso», defendiéndolo: «según el análisis de ciclo de vida, no hay ningún otro tipo de packaging flexible que sea mejor en términos de sostenibilidad que el plástico», explicando que otros materiales, como el aluminio y el vidrio, necesitan más energía para su reciclaje, y que a veces es incluso imposible reciclar un producto en que diferentes materiales se hayan mezclados entre sí.
A este respecto, Victòria Ferrer habló del brick, que, al estar formado por varias capas de materiales, no es sostenible: «por cada kilo de brick, se genera 1 kilo de rechazo que va al vertedero». «El camino son los monomateriales» y, coincidiendo con Pere Coll, explicó que «el PET monomaterial puede dar una reciclabilidad del 100 %».
Marta Álvarez citó, como ejemplo de productos difíciles de sustituir, a los cubiertos de plástico: «estamos probando volver al inoxidable, pero genera problemas (se necesita un espacio para el lavado, etc.». Después, hay productos que el consumidor no sabe dónde reciclarlos como los ‘paper cup’, para bebidas calientes, que están recubiertos por dentro por lo que no pueden ponerse en el contenedor de papel.
Después de las preguntas de los asistentes, el evento finalizó con una copa y unos aperitivos.



Escribir mensaje



 

 

Localización

Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona
España

Contacto

Teléfono: +34 93 434 21 21
FAX: +34 93 418 90 41
Contactar por email

Notas de prensa

Envíenos aquí sus Notas de Prensa para su publicación

Distribución

5.000 ejemplares + 1.200 para ferias

Copyright © 2020 NewsPackaging. Todos los derechos reservados.